Empoderamiento Femenino "encarnado"


Hace unas semanas una mujer, tras un taller de voz en el parto, me escribía poniendo palabra al lugar desde el que la vida me está enseñando a situarme, tanto para mí misma como para el acompañamiento que realizo a otras mujeres. Le doy las gracias por esa palabra, porque me hizo ser más consciente aún del maravilloso recurso que es nuestra voz para estar más presentes, enraizadas y, por supuesto, empoderadas.

Me escribió para darme las gracias porque sintió con total claridad una nueva dimensión de lo que llamamos "empoderamiento". Ella me compartía que en su anterior parto estaba "empoderada desde la mente". Sabía lo que quería y sabía también que tenía el derecho de pedirlo. Pero en ese momento no le fué suficiente. Tras el trabajo que hicimos en el taller, que tiene que ver con habitarnos,  conectar con lo más profundo de nuestro vientre, con nuestra matriz, permitiendo que desde allí se eleve el canto... entendió que era esto lo que necesitaba. No saberse empoderada, sino sentirlo, sentirlo en lo más profundo de su vientre. Sentir esa conexión con su matriz, su sabiduría, su instinto, su intuición.

Encarnemos nuestro empoderamiento, y demos voz a nuestra matriz. 
Para que sea escuchada por el mundo, y en primer lugar por nosotras mismas.
La inhalación enraiza y, desde nuestro vientre, la voz nos eleva.



No hay comentarios:

Publicar un comentario