CÍRCULO DE MUJERES PARA RITUAL DE EMBARAZO, una preciosa experiencia!


Comparto esta experiencia en agradecimiento a Ana, a Monica, a Noa, a Patricia y a cada una de las mujeres que participaron en el ritual y estuvieran o no lo hicieron posible. Gracias a Ana además por escribir su testimonio y generosamente compartirlo con todas nosotras. La idea del poder mitoncondrial es genial!

Fué un ritual mágico, en el que nos pudimos conectar con lo ancestral y hermoso de reunirnos mujeres en círculo para festejar el milagro de la vida, cantar, bailar y compartir todas nuestras bendiciones y buenos deseos para la mujer embarazada y la beba por nacer... Sentimos una gran conexión entre nosotras, algo que siempre permanecerá... verdaderamente muy especial.

Gracias por invitarme a acompañarlo y hacerme así partícipe de ello!!!




“Esta historia comienza una noche en casa después de un día de trabajo.

Mi marido me cuenta como anécdota  que en un curso que está haciendo les han contado que el ADN de las mitocondrias proviene de las madres, que no hay intercambio genético con los padres.

…  (pasa un rato y esas palabras se me han quedado atrapadas en el cerebro)
… ¡De repente una chispa!

¿¿¿QUÉÉÉ???? Cómo dices??? Quieres decir que este ADN mitocondrial sólo proviene de la madre???   Si esto es asi…eso quiere decir que ese ADN lo transmitimos las mujeres y permanece de generación en generación… ¡igual!??  Y eso quiere decir que ese ADN proviene de…de quien??? Desde cuándo??? Quien es esa primera madre que puso ese material genético que lleva viajando por las personas desde hace cuánto tiempo???  Y en las mitocondrias… justo allí, en las mitocondrias…las encargadas de alimentar a la célula. Como una madre amamantando a su hijo.
Y nosotras…todas las mujeres que sin saberlo portamos y transmitimos  esa carga genética, ancestral, poderosa, preciosa…de nuestra madre primitiva!!!
Ancestral…Poderosa…Ancestral… Poderosa…. BUM BUM BUM BUM! BUM BUM BUM BUM!!!! Sonidos de tambor venían a mi cabeza, y los sentía en la tripa. 

BUM BUM BUM BUM!!! 
De repente una energía nueva, consciente me  inundó por completo.¡¡¡BUM BUM  BUM BUM!!! De repente, sentía una necesidad poderosa de juntarme con otras mujeres y bailar, cantar, bailar, cantar!!! Con ritmos que nos llevaran a la tierra, que nos conectaran con la tierra, el agua.¡ BUM BUM BUM! Tambores, agua, tierra, corazón! De repente sentí una conexión brutal con todas las mujeres del mundo que caminamos, respiramos, sentimos, latimos... De repente quería cogerme de la mano con todas las mujeres y vibrar, latir, con ellas y con la tierra en un círculo de mujeres gigante, eterno. En una rueda de mujeres que lleva girando siempre.¡¡¡



BUM BUM BUM!!!
Qué momento!!!  Al día siguiente se lo conté emocionada a mis amigas, lo llamamos “poder mitocondrial”. Quedó pendiente materializarlo.Pero como muchas veces pasa, el día a día es una enoooorme maquinaria que todo lo puede y aquello lo fuimos aplazando y aplazando hasta que …de repente, otro día, cuando yo estaba embarazada de mi segundo mago, otra chispa saltó ante mi. “La voz de la Maternidad”.


Cotilleando por la página entre tantas cosas interesantísimas, encontré un bellísimo poema, La Canción del Alma, de Tolba Phanem. Y este fue el vehículo de una preciosa historia… Y como las cosas muchas veces no pasan por casualidad, la vida me puso delante a Esther Santiago.
Gracias Esther, hadita con luz propia , que gracias a ti le hicimos un precioso regalo, pura alma, pura magia a una gran amiga, Mónica,  y a su bebé, Noa.

Un círculo amoroso de amigas que nos juntamos para acompañar, bendecir y festejar  a Mónica en su embarazo y a Noa, que bailó con todas en la tripa deMónica.  Con canciones bellas, con rituales delicados cargados de emoción , con mucha energía, y con mucho muchiiiiiisimo cariño. Todas quedamos impregnadas de la magia de aquel círculo, de tus canciones, y del amor que allí se respiraba. Una energía femenina que fluyó y fluyó…

Chula chu chula mama, chula chula….
Continuará....”
Ana

No hay comentarios:

Publicar un comentario