NACIMIENTO DE RUBÉN


Lucia nos comparte su experiencia de parto y nacimiento de su hijo Rubén, que tuvo lugar en casa. Para mí fue una situación muy especial porque vinieron ella y su pareja a tomar un encuentro individual sólo dos semanas antes¡¡¡. No es lo habitual, pero así sucedió… No obstante, en este encuentro Lucía pudo conectar muy bien con su voz en el trabajo previo de preparación, conexión con su voz y conciencia sensorial para sentirse cómoda y poderosa al sonorizar “los abrazos” (ya os contaré en otro post el porqué de llamarlos así…) en el momento de la dilatación.

En su relato explica cómo le ayudaron ciertas vocalizaciones, especialmente las que hacía con la vocal A, la vocal de la Apertura, la vocal del Amor, la vocal de la palabra mAmÁ…

También menciona el apoyo que pudo sentir por parte de su pareja, a través del sonido que él hacía, Lucía pudo sentir una continuidad en la que sostenerse. Cuando las parejas sonorizan la contracción con la mujer, ésta puede sentirse envuelta en una burbuja sonora y dejarse llevar cada vez más y más al Planeta Parto... que de eso se trata... sobre todo cuando estamos dispuestas a disfrutarlo.

Por último nos habla de la canción para recibir al bebé. Al recogerle con la música que conoce, especialmente si es a través de nuestras voces permitimos que los niveles de estrés, a los que los recién nacidos son muy sensibles y vulnerables, se reduzcan considerablemente. Además a través de esta canción de bienvenida le estamos recordando de dónde viene, reconociendo sus vivencias prenatales, y ayudándole a hacer la transición a la vida aérea y la nueva experiencia que, junto a mamá y papá, seguirán construyendo juntos.


“Rubén nació el 21 de Septiembre de 2011, en nuestra casa, en la piscina de partos; estuvimos acompañados por Juanjo y Graciela, dos comadronas del equipo de atención al parto en casa “En La Décima Luna”, y verdad que todo fue fenomenal, tal y como deseábamos. Desde que empezó el trabajo de parto propiamente dicho (llegué a dilatar 4cm casi sin enterarme), a las 19:30h del martes 20 de Septiembre, estuve sentada en una pelota de pilates para aliviar las contracciones bastante tiempo, hasta que Juanjo me animó a meterme en la piscina. Una vez allí, tras un rato en el agua, las contracciones empezaron a ser más fuertes, y es ahí cuando empecé a usar las vocalizaciones que habíamos aprendido 15 días antes en una sesión de Musicoterapia Prenatal con Esther...y la verdad que me fueron muy bien....

De todo lo que nos enseñó, a mi me vinieron muy bien las vocalizaciones con la A para ABRIR (bueno, realmente, fue lo único que usé, porque en ese momento es lo que te pida el cuerpo, no puedes tener nada “previsto”, porque luego harás lo que mejor creas en cada instante). Así que empecé a vocalizar: "aaaaaaaaaaa"…..en los “picos” de la contracciones, y luego ya paraba y me quedaba controlándolo con la respiración. Sobre todo, es muy importante el acompañamiento; Esther nos lo había dicho en la sesión de canto prenatal, aunque luego nunca se sabe qué es lo que vas a necesitar, nos habló de muchas cosas, pero en mi caso, me vino MUY MUY BIEN que vocalizaran conmigo, porque a veces me costaba arrancar con un sonido amplio y grave, me salía muy cerrada, y Nacho (mi marido) o a veces Juanjo se ponían a vocalizar conmigo, para ayudarme a abrir: "AAAA" y la verdad que ayudó muchísimo que alguien más cantara conmigo....a veces yo paraba, y les decía: “Aunque yo pare tu sigueeee”, porque así me “enganchaba” mejor la siguiente vez… cuando no me salía el sonido, AYUDABA UN MONTON que alguien lo hiciera....

Otra de las cosas que hicimos, tal y como nos propuso Esther, fue tener preparada una canción para Rubén cuando naciera, y cual fue la casualidad, que entre las canciones que teníamos puestas durante todo el parto (las mismas que yo había estado escuchando durante el embarazo), fue a sonar “su canción”, y dijo Nacho: “Va a nacer justo con su canción!!” Y así fue, pocos minutos después, tras 5 horas de trabajo de parto (2 en la pelota y 3 en la piscina), nació Rubén a las 00:29h del 21 de Septiembre…en el agua y justo en la fecha en que salía de cuentas y una día muy especial para todos: el 21.”

*** Nacho, Lucía y Rubén ***


2 comentarios:

  1. Gracias Esther!! Por publicar mi relato en tu blog, y dejarme formar parte de él...Estaré atenta a todas tus actualizaciones, y espero que muchas futuras mamás puedan beneficiarse del Canto Prenatal. Muchas gracias por todo!! Te sigo desde ya!! Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros Lucía!!!
      Para mí es un regalo poder acompañaros.
      Besos a los tres y hasta muy pronto,
      Esther

      Eliminar