MÚSICA, EMOCIONES Y NEUROCIENCIA

"Somos criaturas musicales de forma innata, desde lo más profundo de nuestra naturaleza” 
 “No existe casi ninguna parte del cerebro que no se vea afectada por la música”
Stefan Koelsch, neurocientífico y profesor de psicología de la música. Universidad de Berlín.
Programa Redes para la Ciencia:
La música hace que el cerebro humano se “comprometa con toda su riqueza y colorido” (entre otras, activando las zonas del cerebro relacionadas con la imitación y la empatía), tiene la capacidad de ayudarnos a cambiar si queremos nuestro estado de ánimo, tiene el poder de activar cada una de las estructuras emocionales de nuestro cerebro, facilita la comunicación con personas con autismo en entornos terapéuticos, se ha comprobado científicamente que tiene la capacidad de comunicar información semántica – como las palabras-, tiene el poder de unir a unas personas con otras gracias a su gran impacto social, cuando dos personas cantan se relacionan de un modo más cooperativo entre ellas por lo que en algunas culturas se usa como forma de relajar tensiones, acompaña las celebraciones y rituales a lo largo de la historia, necesitamos de las capacidades musicales para aprender a hablar -escuchando los sonidos musicales del lenguaje-, con la música podemos comunicar información sobre nuestras sensaciones sin que se vea distorsionada por las palabras… y mucho más.
Dicen que hay sociedades sin escritura, pero ninguna sin música…. 
La neurociencia nos va descubriendo y confirmando las razones.
 
Agradezco a Elisa Romero por pensar que este enlace podría ser interesante y compartirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario