"La Matriz es un lugar para crear y dar luz a la vida". Rito Shipibo de la Matriz

"La Matriz NO es un lugar para 
guardar miedo o dolor.
La Matriz ES un lugar para
crear y dar luz a la Vida"


La transmisión energética de esta semilla de LUZ en cada una de nuestras matrices nos abre la perspectiva de un nuevo paradigma. Desde el autoconocimiento y la sanación podemos terminar con el sufrimiento, porque éste se sustenta en la oscuridad del silencio, el dolor y el miedo. 


Podemos elegir liberarnos de esta memoria. Las puertas de esa Posibilidad se abren gracias a lo simbólico, a ritos como el que ayer celebramos. El Rito de la Matriz, que nos ha sido entregado por la comunidad Shipibo de la Amazonía Peruana, para sanar la memoria de la Matriz y con ella la Mujer y la Energía Femenina de todas y todos, también a nuestra Madre Tierra.

"Suelto mi miedo para abrazar la Libertad.
Suelto mi dolor para abrazar la Alegría.
Suelto mi rabia para abrazar la Compasión.
Suelto mi pena para abrazar la Paz"


Gracias de todo corazón a Aditi por iniciarme, a cada persona que asistió ayer, mujeres, hombres, niñas y niños nacidos y por nacer. Sentí realmente la Comunidad que se une para empoderar que todos nuestros linajes sanen. Gracias por vuestra confianza en mi acompañamiento en este primer rito. 

Me daba y me da un profundo respeto... hace años que acompaño procesos pero he de reconocerlos que la profundidad y la fuerza de esta energía me deja sin palabras. Absolutamente sutil a la vez que tremendamente poderosa. Ante ella me inclino.

Gracias por tanta sanación como está trayendo a la Familia Humana. Que se multiplique, crezca y florezca. Con todo mi Amor.
Esther

Empoderamiento Femenino "encarnado"


Hace unas semanas una mujer, tras un taller de voz en el parto, me escribía poniendo palabra al lugar desde el que la vida me está enseñando a situarme, tanto para mí misma como para el acompañamiento que realizo a otras mujeres. Le doy las gracias por esa palabra, porque me hizo ser más consciente aún del maravilloso recurso que es nuestra voz para estar más presentes, enraizadas y, por supuesto, empoderadas.

Me escribió para darme las gracias porque sintió con total claridad una nueva dimensión de lo que llamamos "empoderamiento". Ella me compartía que en su anterior parto estaba "empoderada desde la mente". Sabía lo que quería y sabía también que tenía el derecho de pedirlo. Pero en ese momento no le fué suficiente. Tras el trabajo que hicimos en el taller, que tiene que ver con habitarnos,  conectar con lo más profundo de nuestro vientre, con nuestra matriz, permitiendo que desde allí se eleve el canto... entendió que era esto lo que necesitaba. No saberse empoderada, sino sentirlo, sentirlo en lo más profundo de su vientre. Sentir esa conexión con su matriz, su sabiduría, su instinto, su intuición.

Encarnemos nuestro empoderamiento, y demos voz a nuestra matriz. 
Para que sea escuchada por el mundo, y en primer lugar por nosotras mismas.
La inhalación enraiza y, desde nuestro vientre, la voz nos eleva.



Ritos de Paso. La importancia para nuestra Salud de recuperarlos

Llevo años acompañando procesos de autoconocimiento y constantando cómo en nuestra "cultura moderna" la casi absoluta extinción de los ritos de paso supone una gran pérdida en nuestra Salud. Señalando Salud en mayúscula porque no solo me refiero con este término a la salud de nuestro cuerpo, sino a la que integra todo nuestro Ser, que incluye cuerpo, emociones, mente y, por supuesto, espíritu.

Los ritos de paso han acompañado a la Humanidad en la toma de conciencia sobre los diferentes cambios de etapa que acontecen en la vida. Nos ayudan a tener más consciencia de los ciclos vitales y acompañar nuestra evolución como seres humanos a través de ellos, desde el nacimiento hasta la muerte.

Tenemos la suerte de poder aprender de la sabiduría que otras culturas han mantenido hasta el momento presente sobre ellos. Y os tengo que reconocer que es una de mis pasiones. Conocer ritos de paso a la maternidad, la menarquia (primera menstruación), acompañar a una mayor conciencia sobre el rito de paso que es el nacimiento... es un verdadero tesoro de salud y vida.

El trabajo en estados amplificados de nuestra conciencia (a través de la voz, la hipnosis, la meditación...) me ha hecho realmente comprender la importancia de estos estados en que cuerpo y mente son uno y estamos realmente en un profundo contacto con nosotr@s mism@s, para poder incorporar de forma global y profunda los cambios de etapa en nuestra vida. Me ha hecho reconocer y comprender la importancia de los ritos de paso, la importancia de lo simbólico, que unifica nuestro consciente y subconsciente para favorecer la integración de los cambios vitales.

Feliz de recibirlos, acompañarlos, y por supuesto de compartir este conocimiento para el mayor bienestar de todas y todos.




Vientre Sagrado, centro de Poder

" Vientre Sagrado, centro de Poder.
Tú que guardas las memorias de todo el ayer.
Limpio mi pasado, vuelvo a Renacer.
Floritura hermosa, ábrete al Placer...." 🌺
Canción Medicina. Tamara Hernández Heredia.

Ayer entonábamos este canto para integrar el trabajo tras un acompañamiento individual con hipnosis regresiva.
Cuántos de los bloqueos que suceden en el presente tiene que ver con el sufrimiento que seguimos sosteniendo del pasado, del pasado de nuestra vida, de la vivencia de nuestras ancestras...

En nuestro vientre se guarda toda la memoria del dolor y el sufrimiento, de la desvalorización del femenino. Y nos hace daño en forma de más dolor: mensatruaciones dolorosas, lesiones en nuestro cuello de útero, dificultades para concebir, anorgasmia, endometriosis... !Es importante preguntarnos qué nos está diciendo nuestro cuerpo¡

Es tiempo de sanar, de dejar ir lo que ya no es presente. Habitarnos de nuevo desde el amor, la conciencia. Nuestra Matriz nos está esperando. Está esperando a ser escuchada para poder liberarse y recordarnos las hermosas cualidades de nuestro cuerpo de mujer.

El empoderamiento femenino no se produce desde la mente, desde el conocimiento aislado del cuerpo. El empoderamiento femenino se camina desde la Unión y conexión con nuestro centro de Poder, nuestro Vientre Sagrado. Volvamos a cantarle y hacerle vibrar en amor y alegría para recordar lo que somos.




Círculos de Mujeres. ¿Qué son y porqué nos sanan?




Nos re-unimos en Círculo, como las mujeres siempre hicimos a través de los tiempos. Nos reunimos de nuevo para contarnos, cuidarnos, apoyarnos, sanarnos, cantarnos y danzarnos… Reavivando la Magia que emerge de nuestro encuentro. Recordando a través de la forma y la energía de lo circular que Somos Una.

El Círculo nos despierta la Memoria de la relación Horizontal y Femenina. Esa “vuelta a casa” que tanto anhelamos. La Memoria de nuestras ancestras calentándose y compartiendo al cobijo del calor y la seguridad del fuego. Sigue latiendo dentro de nosotras y nos invita a su encuentro pues al Círculo son y somos bienvenidas. Juntas recuperamos esa parte tan vital en nosotras que estaba esperando a ser nutrida. Despertando la red de sororidad que tejemos cuando nos recordamos hermanas, hijas de la misma Gran Madre, la Diosa, la Madre Naturaleza.

En el Círculo todas tenemos nuestro espacio, un espacio igualmente importante. Lo que cada una aportamos lo es y es igualmente respetado, aceptado y contenido por el resto de mujeres. Es por esto que en el Círculo nos permitimos soltar la lucha, el miedo, el juicio y el prejuicio… las corazas que sencillamente desde la conciencia de la unión no necesitamos. Nos permitimos sentir la confianza para abrirnos a amarnos y ser amadas como somos y por lo que somos, tal y como abrazamos al resto de las mujeres y a nosotras mismas a través de ellas. 

Cada Mujer nos muestra un reflejo de lo que somos, de nuestras luces y de nuestras sombras. De lo que ya aceptamos de nosotras mismas y lo que aún podemos permitirnos ver y abrazar para dejar ir o bien traspasarlo para encontrar el gran regalo que albergaba. Unimos así el poder de la intención del Círculo para la sanación de cada una de nosotras. Sabemos que lo que sanamos una lo sanamos todas, y a través de nosotras todas nuestras relaciones. Contamos y cantamos para elevar juntas nuestro rezo, el de cada una y el de todas a través de ella. La Palabra desde esta conciencia y respeto retoma el lugar sagrado que le corresponde.


Bienvenidas, siempre. 
Texto: Esther Santiago Hernández.
Muy pronto os contaré más en mi nueva web www.esthersantiago.com

Amor y Conexión

Nuestra experiencia de canto prenatal con Esther puede resumirse en dos palabras: amor y conexión. Poder utilizar el recurso de la voz, tan poderoso, durante el embarazo y el parto incrementó nuestro amor como pareja y el de los dos hacia nuestra hija, aún por nacer. Al finalizar las sesiones nos sentíamos protegidos por esa burbuja sonora y amorosa que habíamos creado. 


Nos permitió parar y tomar conciencia del maravilloso momento que estábamos viviendo a través de los sonidos, las canciones, la vibración… y nos conectó con algo profundo, tejiendo una red de los dos con ella que nos acompañó ya hasta su nacimiento.
 
Como mujer, redescubrí el poder de mi voz como vehículo de introspección, de unión con mi bebé, a mi compañero le brindó la oportunidad de sentir que, a través de su voz, él también podía conectarse e interactuar con su hija aún en mi vientre, y los dos como pareja nos llenamos del amor que nos unió en el pasado y alimenta nuestra familia hoy.

Gloria, Javier y Famara.

Voz en el Parto, mi experiencia como profesional y como mujer

Hace mucho tenía ganas de crear un documento audiovisual donde contar más sobre el recurso de la voz para el parto. !Así que aquí está! Para que pueda llegar a más mujeres, familias y profesionales de la maternidad, que se multiplique y crezca ayudando a que los partos y nacimientos puedan vivirse con más confianza y empoderamiento, en lugar de tensión y sufrimiento. Dotemos a la mujer de recursos, para cambiar así de paradigma, del miedo al amor. 

Comparto en este vídeo tanto una introducción informativa a lo que puede suponer la voz en el parto (de qué se trata, beneficios, etc.) como parte de mi experiencia como mujer en mi propio parto y el acompañamiento al nacimiento de mi hijo (marzo de 2011). Es la primera vez que grabo y difundo en público mi experiencia personal, pero siento que el momento de que tome mayor difusión llegó. Siento que tienen razón las personas que me han dicho durante estos años que "esos partos" empoderados que se viven con absoluta conciencia, conexión y gozo también han de contarse, pues la mujer necesita también escuchar que ES POSIBLE y abrirse a que así lo sea en su propia experiencia. Si a alguna mujer le ayuda el escuchar mi testimonio, feliz y agradecida.

Y si, mi parto fué tan placentero y poderoso, una experiencia tan intensamente mamífera a la par que profundamente espiritual, de conexión con mi cuerpo, con mi hijo, con la naturaleza.... conmigo y con todo, que me dió muchísima fuerza y certeza para compartir con otras mujeres el recurso que me ayudó a sostenerme y manejar la intensidad de las sensaciones. De hecho pasé los primeros días (esos de cama y sofá, dando el pecho y acogiendo de nuevo a mi bebé, ahora entre mis brazos) sin terminar de creer cómo un recurso tan eficaz, sencillo y poderoso no era aún conocido por la mayoría de las mujeres, para que al menos pudiesen planteárselo como una opción más en el momento de su parto.

Así que allá va, un pasito más. Por más partos y nacimientos respetados.
Con todo mi amor. Esther.




Cómo pude dejarme llevar por mi cuerpo, no por mi mente... El testimonio de Rosa



Zahara nació en febrero en el Hospital Universitario de Torrejón, donde el trato, profesionalidad y medios a mi disposición fueron de primer nivel, tuve un parto respetadísimo que acabó siendo completamente natural. Considero que fueron muchos los factores que propiciaron y facilitaron que pudiera vivir mi parto de forma tan intensa y consciente. Entre otros, hicimos una buena preparación física y emocional, y en esto contribuyeron tanto tus clases de canto prenatal como tu taller intensivo de uso de la voz en el parto.

Mis contracciones empezaron unas 24h antes, pero el parto duró unas 6h de las cuáles casi una fue el expulsivo. Estuve en movimiento en todo momento. En casa bien bailando, colgándome de mi pareja o del armario (sentía la necesidad física de estar suspendida) y en el hospital buscando la postura más cómoda que resultó ser de rodillas en una colchoneta apoyada en una pelota de pilates. Los medios que usé para combatir el dolor fueron una ducha caliente, respiraciones, verbalizaciones, masaje de la matrona en zona riñones, apretones de manos y la VOZ. 

Desde que hicimos el taller en noviembre no habíamos practicado nada, pero Miguel que vino casi obligado al mismo, se quedó con dos ideas: no parar de respirar y usar la voz durante la contracción. Fue a él a quien le salió utilizar la “A” y yo le seguía en cada contracción, me hacía sentir completamente acompañada y reducía el dolor a la mitad. Si en algún momento él no estaba o bien su tono de voz era menos enérgico bien por cansancio o bien por reparo (había momentos en los que había 3 matronas en la sala), yo sentía el doble de dolor. Sin duda, usar nuestras voces fue un método de analgesia natural, por supuesto que el trabajo de parto es duro, como un maratón, pero la voz nos ayudó a reducir muchísimo la intensidad del dolor.

Quería darte las gracias por tu contribución a mi experiencia de parto que tanta fuerza me ha dado, por enseñarnos a usar la voz como medio para reducir un dolor tan intenso y también por tus palabras que tanto me llegaron en las dos clases de canto prenatal a las que asistí. Tu lenguaje tan cuidado, de respeto, espiritual….me ayudó a conectar con mi bebé y ahora entiendo que me emocionaba tanto y me hacía llorar porque de alguna manera esas palabras me estaban llegando, sin llegar a comprenderlo en ese momento.

Las matronas al terminar me preguntaron qué tipo de preparación física y emocional habíamos hecho por cómo habíamos trabajado la pareja en equipo y junto con el bebé que estuvo perfecto en todo el trabajo de parto. Vieron que lo que ocurrió para que dilatara completamente en las 4h de protocolo que tenían fue cómo pude dejarme llevar por mi cuerpo, no por mi mente. Les conté que había hecho algo de yoga, meditación, un curso de preparación al parto más natural y el taller de canto contigo. Darte las gracias de nuevo y desearte que sigas haciendo un trabajo tan bueno, profesional, útil y emocionante.
 
Siempre te recomendaré a otras mujeres embarazadas. Animarte a que sigas con la formación a embarazadas y a profesionales sanitarios de forma que poco a poco las mujeres vayamos recuperando el control de nuestros partos y volver a disfrutarlos como experiencias únicas, transformadoras y fortalecedoras que son, un beso,
Rosa, Miguel y Zahara

Formación Profesional Internacional Voz en el Parto. Testimonio de Maya, médico y terapeuta floral

Más que Feliz por todos los grandes regalos que tanto para profesionales como a las mujeres y familias que les llegará va generando la formación profesional internacional de voz en el parto. Cada día más agradecida a la Vida por haber dado el paso en compartir este conocimiento con profesionales de la Maternidad. Para que cuenten con el maravilloso recurso en el acompañamiento al embarazo y parto que es la Voz.

Maya Cecilia Veliz, desde Bolivia, médico y terapeuta floral, nos cuenta su experiencia tras la formación en Perú del pasado mes de abril. Gracias de Corazón por tu compartir y tu palabra querida!

Con Amor a la Vida que nace y renace 🌺


Lo recomiendo 100% como mami y como profesional. La voz como recurso en el parto, por Nayra Herrera

Nayra Herrera. Psicóloga clínica y terapeuta de familia nos cuenta su experiencia como mujer-madre y la prevención que como profesional es consciente que supone que la mujer, apoyándose en la voz como recurso en el parto, dé a luz desde una profunda comunicación con el bebé y la oportunidad de estar centrada en ella misma, que le aportará conexión, empoderamiento y tranquilidad.

"... Lo recomiendo 100% como mami y como profesional la verdad que me parece una herramienta espectacular para poder realizar un compañamiento a la mujer desde el embarazo, que vaya vinculando fuerte con su criatura para que en el momento del encuentro y del comienzo de esa vida maravillosa poder hacerle el mejor regalo posible. Que es llegar con una mamá conectada, empoderada, tranquila y que a lo largo de esos primeros meses, que es lo único que necesitan nuestros pequeñines, pueda tener seguridad, confianza, protección y amor..."